• Juan Carlos Bondi

3 destinos para un finde largo

¿Cómo aprovechar a full 4 días en nuestros destinos elegidos para las escapadas finde largo? Rapidito, rapidito: un menú completo de propuestas en Mendoza, Ushuaia e Iguazú.





Mendoza

A 40 km de la ciudad de Mendoza, te recomiendo tomar unos baños de aguas termales entre montañas en las Termas de Cacheuta. Los spas no faltan y muchas de las propuestas incluyen tratamientos de vinoterapia. Uno de mis preferidos es Entre Cielos, en Luján de Cuyo.


Si vas a visitar bodegas -como corresponde, según mi criterio-, sugiero consultar por experiencias creativas como clases de cocina, diseñar tu propio blend de vino y picnics en los viñedos.


Bodega Susana Balbo Wines propone muchas de estas experiencias. Por su parte, Bodega Dos Familias invita a su vermutería y en Ruca Malen los almuerzos con pasos son increíbles para comprender con el paladar la combinación de sabores y varietales.


Otras experiencias únicas: volar en globo en Junín o hacer parapente. ¡San Rafael convoca a la aventura!


Algunas posibilidades en esta localidad son recorrer el Cañón del Atuel en 4x4; animarse al tirobangi y paseos en catamarán en Los Reyunos; disfrutar del Parque Aventura Las Tinajas en familia con rappel, canopy, escalada, puentes tibetanos, bicicleta y ver las estrellas desde hamacas. El plan se completa con visitas y cenas en bodegas como Ibarra, Finca Parú y Bodega La Mansa.


Ushuaia

Uno de los imperdibles es tomar el tren a vapor que recrea el trayecto que realizaban los presos de la cárcel de Ushuaia para abastecer de madera al pueblo. El recorrido comienza en el Valle del Río Pipo y culmina en los lindes del Parque Nacional Tierra del Fuego, donde montañas nevadas, bosques de lengas y cohiues, y el lago Roca dibujan paisajes en los que se pueden hacer senderismo, camping, pesca con mosca y canotaje (imperdible este último en Bahía Lapataia).


En la Reserva Natural Glaciar Martial, vale el trekking por senderos de montaña, como el Filo y el Mirador, que llevan hasta puntos panorámicos en donde están garantizadas espectaculares vistas de la ciudad, el Canal y la cordillera.


Saliendo de la ciudad, se ofrecen excursiones off-road, cabalgatas guiadas y trekking por los senderos habilitados del Valle de Tierra Mayor.


El lugar más visitado es la Laguna Esmeralda, un espejo de agua de origen glaciar, admirado por la belleza del color de sus aguas y el entorno de montaña que la rodea.


Lo mejor del día: volver a un lindo hotel con ventanales y apreciar el anochecer con un rico cocktail y plato del fin de mundo. ¡Es mágico!


Iguazú

Las estrellas son sin dudas las cataratas de Iguazú y las excursiones en torno a ellas. Pegadito al Parque Nacional que las aloja, en la reserva Yriapú, rodeado de las aldeas de las comunidades nativas de la etnia Mbya guaraní, se destacan hoteles que además de brindar una estadía única en la selva, se han comprometido con el cuidado del entorno natural, de la cultura y de las comunidades locales.


Dormir en el corazón de Puerto Iguazú promete una inmersión total en los sonidos, aromas y sensaciones de la selva. Algunos de los hoteles recomendados: La Aldea de la Selva Lodge, Jasy Hotel, Selvaje Lodge Iguazú. Si vas más por el camping, a orillas del río Paraná, en plena vegetación selvática, Costa Ramón cuenta con todo lo necesario para estar cómodos.

Acompañan los sabores en los restaurants de las zonas. Uno de los imperdibles es el restaurant Naipi, de Loi Suites.


Para disfrutar de tratamientos de spa y bienestar, en el último piso del Panoramic Grand, en Ysyry, masajes, jacuzzi y la imponente vista al río son el camino a la paz.


Por su cuenta, SPA Namasthé, de Loi Suites, propone un espacio único basado en el concepto del agua y la aromaterapia como elementos armonizantes. Relax garantizado en Iguazú.


Podés encontrar esta y muchas más notas en la edición de abril 2022 de la revista SOMOS

Entradas Recientes

Ver todo