• Juan Carlos Bondi

5 imperdibles de Argentina

Te compartimos 5 destinos que probablemente no conocías y no te podés perder de Argentina.





Punta Perdices, Río Negro

Lo llaman el Caribe argentino. Se encuentra a 250 km de Puerto Madryn y 65 km de Las Grutas. Con ustedes: la playa Punta Perdices, un lugar soñado de la Patagonia argentina. Es reconocida por su belleza inigualable dentro del Área Natural Protegida Bahía San Antonio. La tranquilidad de sus aguas transparentes con el fondo marino de conchillas lo convierten en un spot único para la práctica de snorkeling, kayaks y stand up paddle.


El Durazno, Córdoba

Este pequeño paraje en medio de las Sierras Grandes de los Comechingones, al sur de Villa Yacanto, es EL lugar para abstraerse del mundo. Podemos pasar el día en la playa y nadando en ollas profundas, o paseando en bici, a pie o a caballo por un bosque de pinos dentro de la reserva natural Los Cajones. Cuando cae la tarde: un recorrido por la feria de artesanos y una visita a la casa de té para degustar las tortas y masas más ricas.


Villa Traful, Neuquén

En las costas del lago Traful, esta villa está inmersa en un entorno natural que permanece virgen. Entre bosques nativos, las vistas combinan picos nevados, aguas azuladas y mantos de coihues. Merece hacer una breve estadía. Para recorrer: la plaza central, un parque de rosales, la capilla -súper pintoresca-, una fábrica de alfajores y un pequeño circuito gastronómico donde hay que probar las tortas -¡son exquisitas!- y platos típicos con trucha.


Puerto Blest, Río Negro

Navegar el Nahuel Huapi y las tonalidades verdes de su brazo Blest nos regala maravillas naturales, como la selva valdiviana y la cascada Los Cántaros. Y ahí nomás, a cinco minutos, puerto Blest, un paraíso. Las únicas construcciones que vas a encontrar son la Hostería Blest, que tiene propio restaurant, y un pequeño espacio gastronómico. Desde este punto, podemos visitar la Bahía Blest y conocer el lago Frías. Si tenés la oportunidad de pasar una noche, ¡no lo dudes!


Villa Nougues, Tucumán

A 25 km de San Miguel, esta villa veraniega, que fue una de las primeras de la provincia, amalgama arquitectura con cerros cargados de vegetación; parece el escenario de un cuento. Puede recorrerse a pie, a caballo, en bici o en auto. Algunos hitos son su capilla de estilo neogótico, un club de golf reconocido, sus chalets rodeados de árboles y lomas, y su ex hostería donde se puede disfrutar de los platos típicos tucumanos.


Podés encontrar esta y muchas más notas en la edición de mayo 2022 de la revista SOMOS

Entradas Recientes

Ver todo