• Juan Carlos Bondi

Cómo sobrevivir al home office

Para algunos, trabajar desde casa es la gloria y para otros puede ser una pesadilla. Tan sólo pensar en compartir el espacio de trabajo con tu familia o tu pareja puede generar un poco de estrés o ansiedad pero tranquilos porque les vamos a dar 8 consejos para hacer home office y que no se vuelva tan pesado.


Elegir TU lugar


Si vivís con tu familia y ellos suelen estar en la cocina o en el living, entonces tu lugar de trabajo debería ser tu cuarto. Para montar tu oficina en casa tratá de elegir un lugar tranquilo, con buena conexión a internet y con una buena iluminación, si puede ser natural mejor. Como regla de oro nunca intentes trabajar desde la cama o el sillón porque no sólo te va a agarrar sueño sino que vas a terminar contracturado. Una forma de motivarte es decorando el espacio de trabajo con cosas que te gusten como fotos, una pizarra, frases, flores, etc. Si buscas en Pinterest, vas a encontrar mucha inspiración. Sabemos que la mayoría de las personas no tiene una silla ergonómica en su casa entonces lo que tenés que hacer para evitar una mala postura es poner un almohadón en tu espalda y eso va a hacer que trabajes más erguido. También acordate de que la computadora esté a la altura de tus ojos, podés ponerle una caja o una pila de revistas abajo y problema solucionado.





Sacarse el pijama

Es obligatorio sacarse el pijama y ponerse ropa presentable para hacer home office porque eso te predispone a empezar el día de una manera diferente. Está comprobado que vestirse de la misma forma que cuando vas a trabajar, te hace más productivo. Además, si en algún momento tenés que hacer una videollamada no vas a tener que salir corriendo a cambiarte ;)


Fijar horarios


Es verdad que el tiempo que antes destinábamos en salir y tomar el colectivo, subte o tren ahora lo destinamos para dormir un poco más pero ojo, no te abuses. No es recomendable levantarse 5 minutos antes de conectarse porque tu mente necesita tiempo para despertarse y porque pueden haber imprevistos que te pueden demorar, como por ejemplo que no funcione internet o que tu sistema operativo se tenga que actualizar. Lo mejor es levantarte media hora antes, cambiarte, desayunar y tener todo bajo control.


Hacer gym


Hacer ejercicio a la mañana o en la hora de almuerzo es una buena manera de inyectarte energía para el resto del día. Si el trabajo te está generando ansiedad y estrés, hacer gimnasia es el mejor remedio.

Podés encontrar muchas rutinas y entrenamientos en YouTube


Breaks al aire libre


Después de varias horas en frente a la pantalla necesitamos un poco de aire fresco así que cuando tengas un break salí al balcón o al patio y descansá la vista y la mente por al menos 5 minutos. También aprovecha para estirar el cuello y la espalda.


Tener a mano una jarra de agua


Tené siempre a mano una jarra con agua para estar hidratado y no tener que levantarte a cada rato, lo que puede generarte una distracción.


Usar apps para organizarte


Si la organización no es tu fuerte y no te acostumbras a tener una agenda, lo mejor es descargarte un app que te ayude a organizarte. Hay muchas que son gratuitas, algunas de las que te recomendamos son Trello, Todoist y Wunderlist. De esta forma vas a tener más organizadas tus prioridades y tus tareas pendientes.


Mejor llamar que escribir


Por último, sabemos que es más rápido mandar un whatsapp para preguntar algo que hacer una llamada, pero a veces es más lo que terminamos confundidos que entendiendo. Por eso nuestro consejo es que como primera opción, siempre llames o hagas una videollamada cuando tengas dudas antes que mandar un whatsapp porque de esta manera surgen malentendidos o respuestas breves que no terminan ayudando.



Hacer home office puede ser un tanto complicado pero con buena onda, organización y voluntad todo se puede.


© 2019  FLYBONDI - LA LIBERTAD DE VOLAR