• Juan Carlos Bondi

Conocé la historia detrás del pozo de las Ánimas

Seguro hayas escuchado hablar de mitos y leyendas sobre muchos pueblos y atracciones de nuestro país pero escuchaste alguna vez hablar de la leyenda sobre el Pozo de las Ánimas? En esta nota te contamos de dónde surge y a que se debe el nombre.


El Pozo de las Ánimas está ubicado a 58 kilómetros de la ciudad de Malargüe en la provincia de Mendoza. Aunque su nombre está en singular se trata de dos pozos enormes llamados dolinas que tienen un origen bastante particular: las aguas subterráneas fueron formando cavernas que con los años se ensancharon y provocaron una colisión, así fue que dejaron al descubierto estos dos pozos de agua color verde y de casi 100 metros de diámetro cada uno.


Pero el Pozo de las Ánimas esconde una historia…



Cuenta la leyenda que dos pueblos, a uno y otro lado de la Cordillera de los Andes tenían problemas. En una ocasión, el pueblo del lado chileno estaba persiguiendo a los pobladores del otro lado de la Cordillera y cuando se hizo de noche, los perseguidos no escucharon más los gritos de sus enemigos así que decidieron regresar a sus moradas. Al día siguiente regresaron al lugar donde había finalizado la persecución, retomaron sobre sus pasos del día anterior y empezaron a escuchar algunos gritos de lamentos que les llamaron la atención. Siguieron caminando y se encontraron con dos enormes pozos que se habían hundido bajo los pies de sus perseguidores, en el fondo se encontraban los cuerpos moribundos de sus enemigos y los gemidos que surgían de las profundidades asustaron a los observadores, quienes desde ese momento veneraron la formación que los había salvado. Los mapuche, originarios habitantes de estas tierras llamaron a este lugar “Trolope-Co”, que significa “agua del gritadero de las ánimas”.


Si viajas a Mendoza, el Pozo de las Ánimas es un lugar que te recomendamos incluir en el itinerario porque es un monumento natural increíble al que podés ir cualquier día del año y lo mejor de todo es que es gratuito. La época ideal para visitarlo es el verano porque en invierno está todo cubierto de nieve y no vas a poder apreciar el color del agua ni sacar buenas fotos. Eso sí, te aconsejo que lo visites de día porque de noche puede que te dé un poco de miedo después de haber leído todo esto.


No te queremos dejar con las ganas asi que te compartimos un video grabado con un drone para que veas desde la altura, el color del agua y la dimensión de los pozos, ¿una locura no?


© 2019  FLYBONDI - LA LIBERTAD DE VOLAR