top of page
  • Juan Carlos Bondi

Conocé las 7 mejores bodegas de San Rafael

Si viajás a San Rafael hay algo que no te podés perder y es la oportunidad de probar algunos de los vinos más ricos del país. Mendoza es popularmente conocida por ser la cuna del vino, tierra de viñedos que se extienden a lo largo de muchas hectáreas y bodegas en las que se lleva a cabo el proceso de producción.

Las 7 mejores bodegas de San Rafael

Te contamos cuáles son las siete mejores en el corazón de la provincia.


¿Cómo llegar a San Rafael?


Para llegar a San Rafael y conocer su fantástica oferta de vino, podés viajar en auto o colectivo, aunque esto posiblemente tome algunas horas más.


Pero si querés ahorrar algunas horas, entonces la mejor opción es ir, nada más y nada menos, que por el aire. Los viajes en avión son más breves y te permiten disfrutar de más tiempo en tu lugar de destino. Una vez que hayas llegado, podés dar inicio a una de las más representativas rutas del vino de nuestro país.


¿Qué Bodegas conocer en San Rafael?


Más de veinte mil hectáreas de viñedos se extienden a lo largo y ancho de San Rafael, número en el que se sostienen numerosas y reconocidas bodegas que se encargan del proceso enológico (es decir, la producción del vino) y su distribución a las mejores vinerías. Pero, también, reciben a turistas y amantes del buen vino para realizar visitas guiadas y degustaciones.


Son alrededor de doscientas las bodegas que actualmente producen vino, así que, si tenías dudas sobre cuál visitar, ya la podés despejar. No podemos incluirlas a todas, pero vamos a contarte cuáles son las 7 más destacadas.


1. Bodegas Vicente la Rosa


Con un siglo de antigüedad, estas bodegas han llegado a posicionarse entre las mejores del país por la calidad de su producción. A día de hoy, y después de años de una sostenida pasión por la labor que conlleva, continúa expandiéndose y diversificando la variedad de sus productos.


Desde las bodegas se ofrece a los turistas visitas guiadas, así como degustaciones para encender el paladar con los mejores sabores.


2. Bodegas Jean Rivier


Fundada en 1954, las Bodegas Rivier se ubican sobre la avenida Hipólito Yrigoyen y presentan una propuesta interesante. Los visitantes tienen, por un lado, la posibilidad de probar tres tipos diferentes de vino, además de recorrer las instalaciones, ver en primera persona el proceso de producción, y conocer su historia.

Por el otro, también propone una experiencia de maridaje para degustar tanto vinos como alfajores.


Sin lugar a dudas, un sueño hecho realidad.


3. Bodegas Murville


Murville es otra de las infaltables en la lista de las 7 mejores bodegas de San Rafael. Con 100 hectáreas de viñedo, fueron las primeras en presentar un espumante de baja graduación y una línea de frizzantes completamente naturales en el país.


En sus inmediaciones no solo podés degustar distintos tipos de vino (cabernet sauvignon, chardonnay, malbec, espumantes y varietales) sino también disfrutar de un rico almuerzo y de su oferta panadera.


4. Bodega Bourras


En una zona privilegiada por su clima, la bodega Bourras se encarga de producir una sola variedad de vino: el Bonarda, en dos tipos de vinificaciones, Clásica y Reserva.


Fué fundada en 2010, por lo que es, quizás, una de las más jóvenes en la región, pero no por eso menos importante. Bourras produce vino de alta gama, e invita a los visitantes a producir uno propio.


5. Bodega La Abeja


Fundada en 1883, La Abeja es la más antigua de todas las bodegas de San Rafael. Fué construida e inaugurada por Rodolfo Iselín, un inmigrante francés, que terminó siendo el fundador de la misma ciudad de San Rafael.


Él mismo se encargó de traer al país otras variedades de vino, como el verdot, además de innovadoras formas de producción enológica ya probadas en su país de origen, resignificando y cambiando para siempre la historia del vino mendocino. En la bodega podés realizar degustaciones y hasta visitar los viñedos.


6. Bodega Goyenechea


Para llegar a ser lo que es hoy, la bodega Goyenechea pasó por generaciones de dos familias enlazadas por una misma pasión: la industria vitivinícola.


Fueron los hermanos Goyenechea, inmigrantes españoles llegados al país a finales del siglo XIX, junto a la familia Arizu, quienes fundaron lo que en su momento fue considerado el viñedo más grande del mundo.


No fue hasta la cuarta generación de la familia Goyenechea, a mediados de los años sesenta, cuando la empresa decide dedicarse exclusivamente a la producción de vinos de alta gama.


Actualmente, es posible realizar visitas a la bodega, en donde son explicados los procesos de producción de su vino, para cerrar con una buena degustación.


7. Bodegas Suter


Cuando Otto y Ana Sutter llegaron desde Suiza, en 1896, se instalaron en San Rafael y compraron siete hectáreas de terreno. Ahí comenzaron con la plantación de la vid, y en la actualidad, continúan expandiendo su producción al traer nuevos tipos de barbechos desde Suiza.


Lo que al principio era solo producción de vinos Riesling, es decir, hechos con uva blanca, terminó abarcando también la producción de vino tinto al llegar al año 1942. Con el transcurso de las décadas, y gracias a su incesante esmero en la realización de productos de calidad, Suter se convirtió en una marca premiada y reconocida en todo el mundo.


Hoy en día, Suter invita a recorrer sus instalaciones, probar sus vinos y conocer en profundidad la historia familiar detrás de la empresa.


Hoteles con bodega en San Rafael


Visitar bodegas no es la única manera de conocer más a fondo la extensa e histórica producción de vino en nuestro país. Si querés profundizar la experiencia, podés optar por alojarte en alguno de los hoteles-bodega de San Rafael.


Te contamos sobre algunos de ellos:

  • Finca el Maitén es una posada que cuenta con seis acogedoras habitaciones suite, un gran parque y piscina que dan vista a las montañas. Se asienta sobre 6 hectáreas de terreno, en donde también produce su propio vino.

  • Chaglasian Wine & Suites es un complejo con seis suites, espacios de recreación y piscinas. Está rodeado por sus viñedos, y dispone de una bodega boutique en la que se produce vino de alta gama.

  • Algodón Wine Estates abarca más de 1600 hectáreas y está compuesta, además, por un hotel resort y un restaurante de lujo. Algunas de sus variedades de vino más degustadas son el Bonarda y el Pinot Noir. Por supuesto, la Algodón Wine Estates también ofrece visitas guiadas, excursiones, increíbles vistas del paisaje y hasta canchas de golf entre las plantas de vid.


¿Cuál es la mejor bodega para visitar en San Rafael, Mendoza?


Ahora que te presentamos esta variedad, te estarás preguntando cuál de las opciones es la mejor. La realidad es que todas y cada una de las bodegas que actualmente se sitúan en San Rafael han sido de algún modo reconocidas por su trabajo, tanto las más nuevas como las históricas. Sin embargo, todavía queda mencionar una de las más famosas y grandes de la región: Bodegas Bianchi.


Sus inicios datan de hace casi un siglo atrás, cuando el italiano Valentín Bianchi llegó al país. Tras muchos planes y preparación, inauguró un viñedo y lo que, en ese momento, era una pequeña bodega.


Hoy en día, Bodegas Bianchi distribuye sus vinos a distintas partes del mundo, manteniendo su éxito después de años de tradición.


Si vas, podés hacer un recorrido por los viñedos a caballo o en bicicleta, aprovechar de sus famosas degustaciones y hasta participar de la producción de tu propio vino.


¿Cuál es el mejor vino de San Rafael?


Catalogar un solo tipo de vino mendocino como el mejor, es tarea difícil. Especialmente porque cada persona tiene sus preferencias, pero sí podemos contarte que, actualmente, el Doña Paula Estate Malbec 2021 se posiciona como uno de los mejores, según la revista británica Decantier. Se trata de una opción económica y premiada a nivel mundial.


Ahora sí, ¿ya estás listo para una degustación inolvidable? Podés aprovechar ahora y reservar tu lugar en uno de nuestros aviones.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page