• Juan Carlos Bondi

¡Hola Punta del Este!

Charlemos para apaciguar la urgencia de recitarle un poema al sol en Casa Pueblo y

de hacerle frente a las olas en Playa Brava. Punta es el potencial de unas vacaciones equilibradas con un poquito de todo: playa, gustitos gastronómicos, actividades deportivas y de bienestar, naturaleza, vida nocturna y ante todo más playa.


Activar el cuerpo

Nunca es un mal plan aprender algo nuevo durante las vacaciones y, como sabemos que las olas de Playa Brava no son solo para mirarlas, te proponemos que tomes clases de surf; algunas escuelas: La Brava, La Olla o Los Dedos.

Punta es tanto la meca del surf como del Yoga: abundan opciones para hacer clases grupales o individuales de diferentes estilos de Yoga. Podés averiguar en: Prana Yoga Punta del Este, Soma Yoga Punta Del Este o consultar en otros de los tantos espacios disponibles; pues un saludo al Sol no se le niega a nadie en Uruguay.

De espíritu más tranquilo pero no menos divertido, Playa Mansa, propone alquiler de motos acuáticas, windsurf y lanchas, además de camas elásticas, fútbol, voley en la arena.

Complementar una jornada movidita con un día de spa, un masajito o algún tratamiento revitalizante es, a mi criterio, el programa perfecto. Muchos de los hoteles cuentan con spa, así como también hay varias clínicas especializadas en salud y bienestar.


Playa - Brava - Punta - del - Este - Uruguay - Blog - Flybondi

Flybondi vuela de Buenos Aires a Punta del Este 4 veces semanales:

viernes, sábados, domingo y lunes.

 

Un día distinto

Enumero algunas actividades pertinentes en el Este de Uruguay, para intercalar con la necesaria rutina de playa:


1. Conocer La Mano, la icónica escultura al aire libre de Mario Irrazábal y visitar el Museo Club Hotel Casapueblo en Punta Ballena y unirse a la Ceremonia de Puesta de Sol que se celebra todas las tardes desde el año 1994. Cuando el sol se pone, se hace silencio y solo se escucha un poema para despedirlo.


Casapueblo - Punta - del - Este - Uruguay - Blog - Flybondi

2. Almorzar en algún restaurante en el puerto Nuestra Señora de la Candelaria, donde cientos de veleros y barcos llegan todos los días, y espectáculos de candombe, de tango y bandas musicales entretienen en el muelle.


3. Hacer un día de playa en Isla Gorriti, con sus pinos y playas Honda y Puerto Jardín, o en Isla de Lobos; un museo natural de arqueología donde los protagonistas son los leones marinos.


4. Pasear en el Parque Arboretum Antonio Lussich, a un kilómetro de la playa en Punta Ballena, una lindísima reserva forestal que alberga más de 370 especies de flora exótica y alrededor de 60 locales.


5. A 60 km de Punta, podés hacer de todo en Bodega Garzón. Sin dudas, son experiencias únicas en un espacio de ensueño: picnic, paseos en bicicleta, crear tu propio blend de vino, clases de cocina, senderismo, recorrido con degustación.

 

Tour Gastronómico

En las playas, en el puerto y en avenida Gorlero, sobran restaurantes, bares y espacio para disfrutar de la noche uruguaya. También te proponemos acercarte a José Ignacio (a 40 minutos aprox.), para disfrutar de la experiencia gastronómica.

Juana, La Susana, Solera vino y tapas son algunos de los restaurantes que se llevan los cumplidos de todos los paladares. Estancia Vik también en José Ignacio es una experiencia campestre aparte con sus programas de 3 días. Solo voy a decir que, además de la gastronomía, los planes incluyen fogones, baile, yoga y más.






Entradas Recientes

Ver todo