• Juan Carlos Bondi

Los imperdibles de Trelew en el corazón de Chubut

Tierra de dinosaurios

El Museo Paleontológico Egidio Feruglio no es cualquier museo: actividades interactivas hacen que descubrir las formas de vida de la Patagonia hasta millones años atrás sea divertido nivel explosión big bang. Más: en el ingreso de la ciudad, “habita” una réplica del Patagotitan Mayorum ¡en tamaño real!


Hacer nuevos amigos

¿Te imaginás estar en medio de la película Happy Feet? Bueno, esto es mucho mejor. A partir de septiembre en Punta Tombo, podés caminar (¿y por qué no bailar también?) entre pingüinos. Las lagunas Cacique Chiquichano y del Ornitólogo son verdaderos observatorios de aves: en ellas se pueden apreciar variedad de especies, entre ellos, flamencos, pato cuchara, maca común, cisnes y gallaretas.


Al cielo y más allá

Desde Trelew podés viajar a las estrellas en el Centro Astronómico más austral del mundo. Y si estás para algo más literal, en el Aeroclub Trelew te podés animar a vuelos de bautismo.

Estamos invitados a tomar el té

Gaiman es la meca de la cultura galesa y, por ende, de meriendas fantabulosas. Tu misión: probar el té, torta galesa y exquisiteces en alguna de sus casas de té, como Ty Gwyn, Plas y Coed o Casa de té Gaiman. Este pueblo en el valle es encantador y amerita unas noches en alguna de sus hosterías, como Posada los Mimbres.


¿Vamos al mar a Puerto Madryn?

A 60 km de Trelew, los tours en Puerto Madryn nos invitan a ser parte del ecosistema marino patagónico. Los más buscados en invierno: ballenas, elefantes y lobos marinos. ¡Se puede morir de ternura y hacer snorkel con ellos usando trajes especiales! Los cruceros son un must, tanto como los platos de gastronomía local.





Podés encontrar esta y muchas más notas en la edición de agosto 2021 de la revista SOMOS

Entradas Recientes

Ver todo