• Juan Carlos Bondi

Los valles en primavera

Con el solcito y los días cálidos, florecen las ganas de viajar y los planes al aire libre. Y los Valle Calchaquíes en Tucumán cumplen con todas las demandas de quienes andan con espíritu primaveral. Es la época del año ideal para salir en un road trip por los Valles Calchaquíes y disfrutar de la Pachamama en todas sus expresiones. Prestá atención a estos programones.





El Mollar

Cerca del Cerro Ñuñorco y a 100 km de la capital tucumana, en esta villa turística las actividades náuticas, el observatorio astronómico "el potrerillo" y la reserva arqueológica los menhires son los protagonistas. En este último, monolitos de piedras con figuras y rostros humanos, ¡datan de hace 2500 años! Acompaña el plan la vida nocturna y campings, para hacer una estadía completa.


Tafí del Valle

Es parada obligada. Las propuestas de turismo aventura incluyen trekkings y cabalgatas entre cerros. Acompaña la cultura e historia y, por supuesto, la gastronomía local. ¿qué me decís de un picnic con empanadas y vino en la quebradita?


Colalao del Valle

Es la meca del vino tucumano. La altura, temperatura, vegetación y el riego típico de la zona, dan vinos únicos y vos tenés que probarlos. Algunas de las bodegas para visitar son: bodega río de arena, biobodega luna de cuarzo, bodega altos la ciénaga, finca la orilla y la lista sigue. Hay para elegir algunas opciones con alojamiento y actividades variadas.


El pichao

Ahí nomás de colalao, esta pequeña aldea se conforma por familias que se autoabastecen con su propio ganado y agricultura. Es la tierra del cayote, manzana, higo y pera. ¡levante la mano quién quiere hacer cata de dulces artesanales y alojarse en una de las fincas del pueblo!


Infiernillo

Es la entrada, cual Narnia, al parque provincial cumbres calchaquíes, un espectáculo natural. Da para inmiscuirse en la artesanía local y el corazón de la cultura calchaquí.


Talapazo

En este pequeño poblado viven unas pocas familias que se dedican al cultivo de papa, zapallo, algarrobo y un sinfín de hierbas curativas. El plan en talapazo es ser parte de la cotidianidad del poblado: observar el proceso de elaboración de dulces y vino. Procurar hacer la reservas con tiempo.


Fotos: cortesía del ente autárquico Tucumán turismo


Podés encontrar esta y muchas más notas en la edición de octubre 2021 de la revista SOMOS

Entradas Recientes

Ver todo