• Juan Carlos Bondi

Tips para armar valijas como un profesional

Si nunca sabes por dónde empezar, o si siempre te olvidas la mitad de las cosas que deberías llevar, ¡estos tips son para vos! Basta de llevarte la mitad del placard y después durante todo el viaje usar las mismas dos remeras. Hoy te vamos a dar los mejores consejos para organizarte y planificar tu valija como todo un profesional. 1) ¿Valija, bolso o mochila? Primero lo primero: hay que pensar bien qué equipaje llevar. Dependiendo del destino, de la cantidad de transportes que vayas a utilizar o del estilo de viaje que vas a realizar, necesitarás un tipo de equipaje específico. En el caso de no moverte demasiado, es preferible llevar una valija con bastante espacio para organizarte mejor. Si tu viaje tiene muchas paradas y vas a tener que acarrear tu equipaje por varios kilómetros, intentá conseguir una mochila. Si tu viaje es corto, con un bolso mediano es probable que te puedas arreglar. También hay que tener en cuenta la cantidad de días y la temperatura del lugar. La ropa para climas cálidos ocupa muchísimo menos espacio que la ropa de abrigo. Cuanto menos peso tenga la valija, ¡mejor! Así vas a tener lugar para hacer un poco de compras en el destino que elijas. Por último, antes de cerrar la valija te recomendamos que la peses y te asegures de que cumpla con los requisitos de tamaño y peso permitido. En estos links podrás ver cuales son las medidas permitidas y los límites de peso para tu equipaje de mano y para tu equipaje en bodega. También tené en cuenta que el equipaje en bodega suele tener un costo adicional.



2) ¡No hagas todo a último momento! En lugar de hacer la valija el día antes de irte (o aún peor, horas antes del vuelo), te recomendamos que vayas haciendo una lista con antelación. Andá anotando cosas que sabes que vas a necesitar y, en el momento de hacer la valija, ya vas a saber perfectamente que incluir. Otra gran opción para evitar meter ropa a último momento es crear conjuntos. Pensá la cantidad de conjuntos según los días que dure el viaje. No sólo podés repetir alguno de ellos, sino que también los podés lavar allá para volver a usarlos. Fíjate de llevar ropa que combine fácilmente y siempre, siempre, tené en cuenta esto: si no lo usas acá, tampoco lo vas a usar allá. Lo más importante de un viaje es sentirse cómodo, y para eso tenemos que llevar ropa que nos quede bien, nos haga sentir lindos y, por sobre todas las cosas, se pueda usar varias horas sin que pique, lastime o incomode. 3) Armá la valija como si fuera un rompecabezas La forma en que colocas todo dentro de la valija importa y mucho. La primera regla es ubicar todo lo más pesado, como necesaire, pantalones y zapatos, abajo de todo. Si podés, colocá los zapatos en bolsas para que la suela no manche la ropa.

La segunda regla es enrollar. Toallas, pantalones, remeras de algodón, todo va a ocupar menos espacio y se va a arrugar menos si va enrollado. En el caso de vestidos o camisas más delicadas, lo mejor es ponerlas arriba de todo, lo más estiradas posible para evitar arrugas. Tip Flybondi: es probable que muchas cosas se te arruguen igual. Una muy buena opción es, al bañarte, colgar la prenda arrugada en una percha y llevarla con vos al baño. El vapor va a generar que las arrugas desaparezcan. Otra gran opción para tener una valija súper organizada es usar bolsas de tela para separar las cosas. Por ejemplo tener una para la ropa interior, otra para las bikinis o trajes de baño, para los accesorios, entre otros. También es muy útil llevar bolsas vacías para guardar la ropa sucia o mojada. 4) ¡Ojo con los líquidos! Protegé bien todos los líquidos que vas a meter en tu valija. Asegurate de que estén bien cerrados y metelos dentro de bolsas de plástico.

Si viajas solo con equipaje de mano, acordate que los productos líquidos deben tener una capacidad inferior a 100 mililitros y estar dentro de una bolsa de plástico transparente. Para que no te quedes con la duda de qué elementos podés llevar y qué no, acá te dejamos un link. 5) Todo se puede conseguir No hace falta que lleves tu shampoo, crema de enjuague y pasta de dientes. Parte del viaje también es conocer los supermercados y almacenes de cada lugar y comprar allí productos locales.

A menos que te vayas a una montaña en el medio de la nada, no te estreses si te olvidaste algo, en el lugar donde estés seguramente puedas comprar aquello que te falta. 6) Siempre hay que tener un abrigo A pesar de que vayas a la playa, o a algún lugar en donde haga mucho calor, siempre vas a necesitar algo para abrigarte. Si vas a comer a algún restaurante, si entras a un museo, o en los transportes de larga distancia, es muy probable que pongan aire acondicionado.


Además, en los aviones hace frío, ¡así que no te olvides de llevar por lo menos un buzo y un pantalón largo!


Acordate de estos tips a la hora de armar tu valija y disfrutá tu viaje con un equipaje completo y súper organizado.

Entradas Recientes

Ver todo