© 2019  FLYBONDI - LA LIBERTAD DE VOLAR

  • Juan Carlos Bondi

Verano en la Patagonia: 3 lugares imperdibles

La Patagonia es una región enorme que comprende parte de la Provincia de La Pampa y a las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Entre cada una de ellas hay miles de kilómetros de distancia y grandes diferencias de paisajes: desde desiertos, hasta montañas, bosques, lagos y glaciares.


Sin embargo, cada una se caracteriza por su belleza inigualable. Hoy, te vamos a presentar 3 destinos imperdibles que debes tener en tu itinerario de viaje.


1. Bariloche

Es una de las ciudades más turísticas de nuestro país, con grandes cabañas, hoteles y restaurantes. Pero además, es un paraíso para explorar y un gran destino para las vacaciones de verano. Estas son las mejores excursiones para hacer en Bariloche y sus alrededores:




  • Una de la excursiones clásicas en esta ciudad es la visita a Nahuel Huapi. Podés navegar por el lago, el cual es tan extenso que presenta diversos paisajes según donde te encuentres. Tampoco podés dejar de ir al Parque Nacional Nahuel Huapi, una de las reservas naturales emblemáticas de nuestra Patagonia. Dentro de este parque nacional se encuentra el Lago Mascardi, un gran lugar para disfrutar y desde donde podes ir al imponente Cerro Tronador.

  • Alejándonos de lo más clásico de Bariloche, te recomendamos que vayas al Lago Gutiérrez. Hay millones de actividades: paseos en kayaks, clases de yoga desde tablas de stand up paddle, la bellísima cascada de los duendes, la playa Muñoz, donde podés disfrutar del lago y tomarte unos ricos mates en la orilla, ¡y muchísimo más!

  • A 120 kilómetros de Bariloche se encuentra El Bolsón, un lugar paradisíaco en la Provincia de Río Negro. Esta localidad cuenta con increíbles bosques, montañas y lagos cristalinos, aprovechá para realizar muchas actividades como rafting, escalada y ciclismo. Uno de los lugares para tener en cuenta es el Cerro Piltriquitrón, desde ahí no sólo vas a apreciar una vista panorámica de lujo, sino que también salen vuelos en parapente, ¡es una oportunidad única para animarte a hacerlo!

Además de sus maravillas naturales, El Bolsón es un lugar muy preparado para el turismo, con una gran variedad de cabañas y hoteles, y una oferta gastronómica exquisita: cervezas artesanales, producción local de paté, truchas ahumadas y frutas como frambuesas, frutillas, arándanos y más. Todos estos productos orgánicos y regionales los podes encontrar en la feria regional que se realiza todos los martes, jueves, sábados y domingos en la plaza céntrica.


2. San Martín de Los Andes


Esta ciudad se encuentra en la Provincia de Neuquén y es un gran lugar para desconectarse. En San Martín de Los Andes hay muchísimo para hacer ya que es una de las localidades que forma parte del camino de los siete lagos. Este recorrido tiene una longitud de aproximadamente 110 kilómetros, por lo que se puede recorrer perfectamente en un día. Sin embargo, te recomendamos que hagas base en San Martín y, durante los días que tengas de vacaciones, aproveches para ir a cada uno de los lagos. Los que forman parte del recorrido son el Lago Lácar, Machónico, Falkner, Villarino, Lago Escondido, Correntoso y Lago Espejo. En la zona hay muchos otros lagos, pero estos son los que se encuentran sobre la Ruta Nacional 40, es por esta razón que el camino se denomina de esa forma.




En cada uno de ellos te vas a encontrar con aguas turquesas, bosques extensos y la maravillosa naturaleza patágonica. Además de los lagos, hay muchas otras paradas para hacer. Visitá las bellísimas ciudades de Villa La Angostura y Villa Traful, dos localidades que también forman parte de este camino.


A pocos kilómetros de San Martín también se encuentran el emblemático volcán Lanín y el Bosque de Arrayanes, una reserva natural protegida única en el mundo. ¡Andá con tu celular cargado! En estos escenarios te vas a poder sacar unas fotos increíbles.


3. Puerto Madryn


Puerto Madryn es un excelente lugar para pasar las vacaciones de verano en Argentina. No sólo vas a aprovechar las actividades recreativas y deportivas que esta ciudad ofrece todo el año, sino que también vas a poder ir a la playa. Aunque no lo creas, el verano suele ser bastante caluroso y al ser una región árida, es seco y con mucho sol.


Una de las excursiones clásicas en Puerto Madryn es la visita a la Península de Valdés, lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta Península es una inmensa lengua de tierra ubicada en el mar Argentino, área marítima que pertenece al lugar de reproducción de la mayor colonia de ballena franca austral. Además de las ballenas, la Península de Valdés cuenta con una fauna variada y abundante, en donde se pueden avistar lobos marinos, delfines, toninas, pingüinos, llamas, ñandués y una gran variedad de aves.



Hacia el sur de Puerto Madryn se encuentra Punta Tombo. Allí, de septiembre a febrero, podés encontrar a una de las mayores colonias de pingüinos de la Patagonia y del mundo. ¡Justo en la época de verano!


Por último, no dejes visitar al pueblo de Gaiman, lugar en donde se asentó la comunidad galesa que, hoy en día, aún conserva sus tradiciones y costumbres. Si vas, estás obligado a ir a una casa de té. Andá con mucha hambre, porque el té galés se acompaña con pan casero, scons, tortas de manzana, de crema y de limón, la tradicional torta negra y muchísimo más.


Como podés ver, ¡la Patagonia no es sólo buena opción en invierno!