top of page
  • Foto del escritorJuan Carlos Bondi

Conocé los 4 lugares más terroríficos en Buenos Aires

Actualizado: 29 dic 2022

Si visitaste Buenos Aires alguna vez, seguramente ya conozcas los puntos turísticos más famosos de la Ciudad. Pero, si estás planeando volver a viajar y querés hacer algo distinto, tenemos el plan perfecto para vos.


¿Sabías que los rincones de Buenos Aires esconden muchísimos secretos y leyendas urbanas? Si sos fanático del misterio y el terror, animate a descubrir los edificios embrujados más tenebrosos de la Ciudad.


¿Qué hacer en Buenos Aires? Acá te contamos cómo disfrutar de la Ciudad de una manera única y diferente.



Cementerio de la Recoleta


Los cementerios son, de por sí, lugares tenebrosos por todas las historias que habitan en ellos. El cementerio de la Recoleta no es la excepción. Acá vas a encontrar diferentes bóvedas y mausoleos que pertenecen a personas con historias deslumbrantes y terroríficas.


Una de las tantas historias que se encuentran allí es la de Liliana Crociati, una mujer que falleció en su luna de miel. Sus padres mandaron a construir una bóveda en la que, por un lado, reprodujeron su dormitorio y, por el otro, colocaron una escultura de Liliana acompañada por su perro, luciendo el vestido de novia con el que fue sepultada.


Otra leyenda que nace en el cementerio es la de Luz María García Velloso, también conocida como "La Dama de Blanco". Se cuenta que una noche, un joven vio a una mujer vestida de blanco llorando en una de las calles del Cementerio de la Recoleta. Cuando se acercó, quedó deslumbrado por su belleza, le prestó su saco y la invitó a tomar un café.


Ella le dijo al hombre que su nombre era Luz María. Cuando se hizo tarde, la mujer huyó y volcó café en el saco. Él la siguió, pero su figura se desvaneció en la entrada del cementerio. Allí vio él, en la primera bóveda de la primera calle del Cementerio de la Recoleta, una figura yacente de mármol con su saco manchado de café.


Alzó la vista y reconoció en la escultura el rostro de Luz María, la chica que lloraba.


Torre del Fantasma


Este edificio tan característico se encuentra en el barrio de La Boca desde 1910. Fue mandado a construir por María Luisa Auvert Aurnaud, una de las mujeres más ricas de la ciudad en aquella época, pero lo disfrutó poco ya que abandonó la casa y se recluyó en su estancia. Resulta ser que nadie, ni ella misma, quería trabajar ni vivir allí. ¡El lugar era tenebroso!


María Luisa le alquiló la torre más alta a Clementina, una artista plástica que convirtió el lugar en su taller. Durante el tiempo que la artista vivió ahí, siguieron sucediendo hechos misteriosos y se seguían escuchando gritos de terror. Tal era el horror, que Clementina saltó al vacío desde la torre.


Antes de su muerte, una tarde como cualquier otra, la artista recibió a una periodista que la entrevistó y le sacó fotos sus obras para incluir en la nota. Cuando las reveló, descubrió algo escalofriante: tres duendes rodeaban uno de los cuadros de la pintura. Según dicen, estas criaturas hacen todo tipo de diabluras cuando se alteran.


Museo de Ciencias Naturales de La Plata


¿Estabas pensando en ir a conocer el Museo de Ciencias Naturales de La Plata? Entonces, será mejor que leas esto antes de visitarlo.


El museo fue fundado en 1887 por el perito Francisco Pascasio Moreno, y además de él y su familia, allí también vivieron 12 indígenas tomados prisioneros en la “Conquista del Desierto”.


Seis de ellos murieron en el edificio, entre los que se encontraba el cacique Incayal, quien luego fue exhibido en el Museo. La historia cuenta que su alma y la de otro fantasma llamado Gabino deambulan por las noches, haciendo ruido y abriendo y cerrando las ventanas.


Iglesia Santa Felicitas


Felicitas Guerrero de Álzaga fue una de las mujeres mas hermosas de Argentina y perteneció a una familia aristocrática. Aun así, su vida estuvo marcada por la desgracia.


Se casó muy joven, obligada por su padre, con Martín de Álzaga. A los 26 años, Felicitas quedó viuda y sus hijos también habían fallecido. El 30 de enero de 1872 fue asesinada por Enrique Ocampo, un pretendiente despechado, y en 1879 sus padres construyeron en su honor la capilla Santa Felicitas en Barracas.


Se dice que cada 30 de enero el fantasma de Felicitas se pasea por detrás de las rejas de la iglesia. Y como se la escucha llorar, no falta aquel que le deje un pañuelo atado a los barrotes.


Si todavía tenés ganas de viajar a la Capital de nuestro país, conocer todas estas tenebrosas historias en primera mano, y visitar cada una de las atracciones en Buenos Aires ¿qué esperás para sacar tu pasaje? ¡Nosotros te llevamos!

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


Soraida Pena
Soraida Pena
Nov 05, 2020

Hola buenas tardes debo tener permiso de viaje ? Para abordar ya tengo mi boleto

Like
bottom of page