top of page
  • Foto del escritorJuan Carlos Bondi

Ruta del vino en Tucumán: cuál es y cómo hacerla

Actualizado: 7 sept 2023

El norte argentino tiene muchísimo para ofrecer: paisajes alucinantes, actividades increíbles, gente cálida y algo que siempre es buen motivo para armar las valijas, una gran cultura gastronómica. Donde inicia la ruta del vino comienza un camino de sabores, aromas y colores que valen la pena probar, sentir y observar.

Seguramente tu cerebro ya está pensando en degustar el vino más rico de las bodegas tucumanas, pero antes te contamos cuál es la ruta del vino de Tucumán. Con el Valle Calchaquí como eje del recorrido en suelo tucumano, la ruta que agrupa a más de 19 bodegas se extiende por más de 100 kilómetros principalmente a lo largo de la Ruta Nacional 40 y la Ruta Provincial 307.

Ahora que ya sabés como llegar a la ruta del Vino Tucumano te invitamos a subirte a este recorrido y te contamos qué bodegas se pueden visitar en tus próximas vacaciones en Tucumán.

Ruta-del-vino-en-tucuma,jpg

¿Sos un enólogo exigente? Visitá Arcas del Tolombón

Si sos un verdadero fanático de la vinicultura seguro sabés todo sobre las principales rutas del vino de Tucumán y del país. Lo más probable es que ya hayas hecho tu recorrido por Mendoza y, si hoy estás buscando conocer bodegas tucumanas, podemos asegurarte que no te vas a decepcionar.

Entonces, ¿Cuál es la ruta del vino de Tucumán? Simple, la que empieza en la la icónica Bodega Arcas del Tolombón de Colalao del Valle. Esta famosa bodega inaugura el camino del vino sobre su tramo de la ruta 40, con deliciosas degustaciones de sus vinos de alta gama y visitas guiadas súper completas.

Tené en cuenta que en esta localidad tucumana que se encuentra casi casi en el límite con Salta. se encuentran la mayoría de las bodegas de la provincia. Así que efectivamente la ruta del vino, empieza acá.

Popurrí de degustaciones en Colalao del Valle

Todavía no te vayas de Colalao, como te contamos el camino del vino comienza acá y tiene mucho más para ofrecer. El turismo elige muchas bodegas tucumanas más pequeñas pero también exquisitas que cuentan con una serie de productos artesanales dignos de degustar más de una vez.:

  • Chico Zossi

  • Finca La Orilla

  • Altos la Ciénaga

Por su parte la inconfundible Luna de Cuarzo, ofrece una opción orgánica y biodinámica muy interesante para probar. En esta zona podrás realizar turismo con actividades para hacer de día y de noche, bien completito. ¿Qué te parece? ¿Ya vas conociendo mejor cuál es la ruta del vino?

Finca Albarrosa, ideal para conocer, degustar y descansar

Sabemos que conocer y visitar no es todo color de rosas, después de recorrer gran parte de la ruta del vino seguramente estés cansado y busques algún lugar para quedarte. No te preocupes, si necesitás descansar, podés hacerlo en la Finca Albarrosa que cuenta con un hermoso hotel boutique listo para tu visita.

Si bien Finca Albarrosa es eso, una finca, tu estadía va a ser mucho más que degustaciones de vino. Este hotel que se encuentra sobre el kilómetro 4282 de la Ruta 40 te espera con visita a sus viñedos, una espectacular gastronomía gourmet y paseos a caballo para avistar las cadenas montañosas.

No te olvides que el recorrido por los Valles Calchaquíes tiene muchísimo para ofrecer y todo está súper cerca para aprovecharlo.

Los Amaichas: la primera bodega comunitaria de América del Sur

En Amaicha del Valle, el camino del vino se desvía hacia su lado más artesanal y ancestral. Los Amaichas tiene el orgullo de ser la primera bodega comunitaria de América del Sur, lo que significa no sólo un vino de gran calidad sino también empleo para todas las familias de la zona.

Un grupo de personas y un cacique son quienes toman las decisiones de esta bodega que sienta las bases del trabajo de más de 45 familias del Valle Calchaquí. Y son más de 50.000 litros de vino al año los que mantienen a esta bodega funcionando y mejorando sus estándares cada vez más.

En Amaicha del Valle vas a poder disfrutar más que sólo una degustación, en esta zona abundan actividades como:

  • Conectar con el lado originario del vino

  • Hacer visitas guiadas

  • Excursiones en 4X4

  • Visitar las salinas

  • Utilizarlo como base para luego recorrer Tafí del Valle y Cafayate

Recorré Pichao y Talapazo, el lado dulce de Tucumán

Si viajás en familia podés proponer como plan el circuito productivo del vino que seguro será super interesante para niños. Ver el detrás de escena de cómo se hacen estos productos regionales es algo que llamará su atención ¡y la tuya también!

Igual tranquilo, como te venimos contando, el camino del vino ofrece más que sólo deliciosos tintos, blancos y rosados. En Pichao y Talapazo, por ejemplo, vas a poder probar los más ricos dulces originales de su tierra y ver cómo son elaborados. Cayote, manzana, higo y pera son algunos de los sabores que te esperan en estas regiones agricultoras.

Seguramente las festividades en Tucumán sean algo de lo que quieras escuchar, sobre todo porque muchas de ellas tienen un gran peso gastronómico. El Festival de la Empanada en Famaillá es uno de esos eventos a los que tenés que ir si o si, sobre todo si estás planificando tu viaje en septiembre.

Ya sabés lo que dicen, panza llena… ¡viaje contento! Ahora solo te queda sacar tu pasaje low cost con Flybondi y preparar tus valijas, sabemos que tus ganas de degustar ya están listas.



Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page